viernes, 9 de mayo de 2008

Proyectos SOA

Hace unos días en internet me encontré con un comentario interesante que hace referencia a los desastres que se ocasionan cuando se vende o se planea un sistema de esta forma.

Traduzco la parte que me interesó (nota original en inglés)
La actitud de Jim es que los proyectos SOA tienden a atraer dos cosas: arquitectos del Taj Mahal y vendedores parásitos. El esfuerzo combinado de estos dos grupos resulta en monumentales y caros edificios que no generan valor. Peor aún, este esfuerzo consume trabajo y atención que podría usarse para construir edificios alineados con el real proceso del negocio y no una idealizada visión de lo que el proceso debería ser.

Esto no solo aplica para proyectos SOA, también aplica para muchos sistemas en donde ademas del comentario anterior, queda en uno la frustración de haber trabajado en algo que termina sin usarse y por lo mismo mas que un motivo de orgullo se queda uno con la sensación de haber perdido el tiempo.

No hay comentarios:

Búsqueda